Derechos Humanos

Escrito por Comisión Justicia y Paz el . Publicado en articulos categoria

Son aquellos derechos a los que se puede aspirar y exigir por el sólo alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/aamage014%20(1).jpghecho de ser personas, sin distinción económica, política, social, jurídica, racial, sexual, religiosa ni  ideológica. Son inherentes a la dignidad del ser humano y constituyen la “palabra hecha verbo”: todos somos hijos del mismo padre, hechos a su imagen y semejanza.

En este sentido, constituyen la base terrenal del reino de Dios, en el que todos somos iguales como personas y en dignidad, creados para vivir su amor y nuestro amor con paz, justicia y felicidad.

Muestran el camino para vernos y respetarnos unos a otros como el prójimo de las sagradas escrituras.  

                                                                                        !No tengas miedo de mirarlo a Él !

1. Historia

El desarrollo del concepto de derechos humanos en Occidente, se remonta a los pensadores griegos y romanos, pero fue santo Tomás de Aquino quien desarrolló la teoría religiosa del "derecho natural", al que deben subordinarse todas las otras leyes del Estado.

 En los siglos XVII y XVIII, los filósofos de la Ilustración, Jean Jacques Rosseau, John Locke, el barón de Montesquiu, desarrollaron teorías sobre el derecho natural que devenían del uso de la razón y, basándose en derechos individuales, elaboraron normas sobre el Estado.

 La "Declaración de los Derechos del Hombre y del ciudadano", enunciada por la Asamblea Nacional durante el proceso de la Revolución Francesa, aseguraba entre otros, los derechos de libertad, igualdad y fraternidad y afirmaban el principio republicano de la soberanía popular.

Durante el siglo XX, la forma republicana de gobierno y los nuevos derechos que implicaba, fueron generalizándose en los nacientes estados americanos; ya los Estados Unidos la habían adoptado en 1776. En este siglo, además, apareció la idea de que estos derechos deberían ser consagrados como artículos del derecho internacional.

 Los estados europeos fueron evolucionando hacia regímenes constitucionales, en los que se limitaba el poder de las monarquías, influidos por los principios de la Revolución Francesa.  Pero a principios del siglo XX, parecían que estos derechos eran inalcanzables para muchas personas afectadas por las guerras, el colonialismo, la ignorancia y la miseria.

alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/aamage014%20(2).pngEn algunas partes del mundo surgieron gobiernos totalitarios, que violaban sistemáticamente estas facultades y se cometían atroces violaciones contra la dignidad humana, como los sucesos ocurridos durante la Primera y Segunda guerra mundial.  Surgió, entonces, la necesidad de una protección internacional de Derechos Humanos, para lo cual era fundamental crear una organización que tuviera como objetivo la defensa y control del cumplimiento de estos derechos.

De esta manera, el 24 de octubre de 1945, representantes de 50 países se reunieron en la ciudad de San Francisco, en Estados Unidos y redactaron la carta de las Naciones Unidas, que dio origen a esta organización internacional (ONU) destinada a "preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra, a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, a promover el progreso social y a  elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio  de a libertad". Esta carta es un documento jurídico, obligatorio y sus disposiciones no pueden contradecirse por ninguno de los gobiernos de los estados que componen la organización.

 alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/aamage014%20(3).gifPoco tiempo después, los delegados de cada Estado en la ONU, aprobaron el texto de "Declaración Universal de Derechos Humanos", el 10 de diciembre de 1948, que no es una norma jurídica obligatoria, aunque con ella comienza la internacionalización de los derechos humanos, caracterizados por un consenso generalizado en la comunidad internacional, respecto de los cuales son derechos inherentes a la dignidad del hombre, sin distinción de raza, sexo, idioma o religión de las personas.

Posteriormente, la ONU aprobó diferentes documentos que se refieren a diferentes aspectos de los derechos humanos: la Declaración de los derechos del niño en 1959, la Declaración sobre la eliminación de la discriminación contra la mujer en 1967, el Pacto internacional de derechos civiles, políticos y el pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales en 1966, entre otros.

Si bien existe un Comité de Derechos Humanos en la ONU, que se ocupa de que estos pactos se cumplan, su eficacia es restringida ya que no existe legislación internacional que obligue a los gobiernos de los diversos estados, a proteger los derechos de las personas.  Pero las críticas y los informes ante la opinión pública mundial, son a veces modificadores de algunas situaciones.

Existen además numerosos pactos y declaraciones de organismos regionales, como el "Convenio europeo para protección de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales", la "Declaración Americana de Derechos y Deberes del hombre" aprobado por la OEA en 1948, la conocida "Declaración de Bogotá " y la "Declaración Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica" aprobada en 1969.

Jurídicamente, los derechos humanos son facultades o prerrogativas que las normas constitucionales e internacionales reconocen a las personas para asegurar su dignidad, su libertad y su igualdad. Si no fueran respetados por los estados o por otras personas o grupos, el titular de esos derechos puede exigir que se cumplan a través del ejercicio de la ley.

alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/aamage014%20(4).jpg2. Composición de los Derechos Humanos

La declaración Universal de los Derechos Humanos consta de 30 artículos, repartidos en 4 grupos de disposiciones.

Los dos primeros artículos proclaman que todos los seres humanos nacen libres e iguales “en dignidad y derechos” y que estos derechos, les corresponden sin distinción de razas, color, sexo, idioma, opinión política, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

El segundo grupo, artículos del 3 al 21, consagra los derechos del individuo como miembro de colectividades, es decir, los derechos civiles y políticos de todos los seres humanos (derechos a la vida, a la libertad a contraer matrimonio, derechos a la nacionalidad, y de asilo entre otros).

El tercer grupo, artículos del 22 al 27, corresponde a los derechos económicos, sociales, culturales de todos los seres humanos, entre los que se incluyen por ejemplo el derecho al trabajo, a la educación, al disfrute del tiempo libre y a la seguridad social.

Un cuarto grupo, artículos 28 al 30, reconoce que toda persona tiene derecho a un orden social e internacional en el que los Derechos Humanos pueden realizarse plenamente y que cada persona tiene deberes y responsabilidades ante la comunidad en la que vive.

 3. Características de los Derechos Humanos

Se distingue a los Derechos Humanos por una serie de características que expresan que los derechos humanos son:

  • Universales: toda persona posee dignidad y nadie puede ser discriminado o excluido.
  • Inalienables: no se puede renunciar ni negociar estos derechos.  El Estado no puede disponer de los derechos de los ciudadanos.
  • Naturales: el origen de los derechos humanos es la propia naturaleza del hombre.
  • lnviolables: no pueden ser destruidos ni lesionados, porque atentaría contra la dignidad del hombre.
  • Obligatorios: deben ser respetados tanto por las personas como por los Estados, a pesar de que no existan leyes que los establezcan.
  • Indivisibles: no se pueden aplicar parcialmente y si se suprime alguno de ellos, se pone en peligro la vigencia del resto de los derechos.

 4. Clases de Derechos Humanos

alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/aamage014%20(5).jpgHasta el momento, la filosofía del derecho describe tres momentos “generacionales” en la evolución de los derechos humanos. Como cada momento histórico de la humanidad es fuente de nuevas necesidades, se han ido agregando nuevos que no los eliminan sino los complementan. Por lo tanto, es posible que aún surjan otros, que de hecho, ya se están gestando.

  • Derechos de primera generación: se establecieron desde el siglo XVIII a principios del siglo XX. Son los que consideran a la persona como individuo que está dotado de libertad y autonomía.  Dentro de estos derechos, el más importante es el derecho a la vida, constituyendo el fundamento básico de la prohibición de las torturas y humillaciones. Otros derechos comprendidos en este conjunto son el derecho a la propiedad, al honor, a la libre expresión, a la libertad de conciencia, a la intimidad, entre otros.
  • Derechos de segunda generación:  Desde fines del siglo XIX ya mediados del siglo XX se agregaron un conjunto de derechos económicos y sociales, que ya no consideran exclusivamente al individuo sino que lo sitúan en un grupo social determinado, sea por su actividad o por necesidad de protección especial como la ancianidad, la niñez, el desempleo, etcétera.
  • Derechos de tercera generación: corresponden a los derechos de solidaridad, que son reconocidos a partir de la década de 1980 cuando se  comienzan a configurar en forma de declaraciones sectoriales que protegen los derechos de colectivos discriminados grupos de edad, minorías étnicas o religiosas, países del Tercer Mundo, que se ven afectados por alguna de las múltiples manifestaciones que cobra la discriminación económico social. Quienes los poseen son los sujetos colectivos como un pueblo, una nación, una etnia, una comunidad.
  • Derechos de cuarta generación: el reconocimiento de un contexto mundial con exigencias que surgen de nuevas necesidades humanas obliga a desarrollar nuevos derechos que garanticen el acceso universal a formas más avanzadas de ciudadanía y civilidad, de libertad y de calidad de vida. La globalización económica, así como la ideológica y simbólica, la transición de la sociedad de información a la sociedad del conocimiento, la integración del mundo a través de la extensión universal de los medios de comunicación de masas (redes digitales), así como los fenómenos de multiculturalismo provocado por los flujos migratorios, son claros síntomas de que algo sustancial está cambiando.

Ya tiene un tiempo la reivindicación fuerte de los derechos a la paz y a una justicia internacional, a poder intervenir desde instituciones de carácter supranacional en los conflictos armados locales, imponiendo a la paz desde una fuerza legítima. La persecución sin fronteras de los dictadores, la limitación del derecho a la inmunidad diplomática para determinados delitos, y el derecho a crear un tribunal internacional que actúe de oficio en los casos de genocidio y crímenes contra la humanidad. El derecho a escoger modelos de desarrollo sostenible que garanticen la vía diversidad y que permitan preservar el medio ambiente natural, así como el patrimonio cultural de la humanidad. El derecho a un entorno multicultural que supere el concepto de tolerancia, haciendo de la diferencia una ventaja y no un inconveniente.

Estas nuevas condiciones permiten que vayan cristalizando nuevos derechos que aspiran a concretarse en Declaraciones como las anteriores de los derechos civiles y políticos y de los derechos económicos, sociales y culturales. Se reivindica el derecho a la paz y a la intervención desde un poder legítimo internacional en los conflictos armados; el derecho a crear un Tribunal Internacional que actúe en los casos de genocidio y crímenes contra la humanidad; el derecho a un desarrollo sostenible que permita preservar el medio ambiente natural y el patrimonio cultural de la humanidad; el derecho a un mundo multicultural en el que se respeten las minorías étnicas, lingüísticas y religiosas; el derecho a la libre circulación de las personas, no sólo de capitales y bienes, que permita condiciones de vida dignas a los trabajadores inmigrantes. Este conjunto de derechos va tomando forma en las últimas décadas, y abre el camino para un gran reto añadido en el siglo XXI: las nuevas formas que cobran los derechos de primera, segunda y tercera generación en el entorno del ciberespacio, es decir, la cuarta generación de los derechos humanos.

Se garantizan mediante la participación solidaria de todos los miembros o agentes de la sociedad, o sea, el Estado, las organizaciones no gubernamentales y públicas y  los individuos. Estos derechos son, por ejemplo, el derecho al medio ambiente, al patrimonio común de la humanidad, a la paz, al desarrollo y a la conservación de especies en peligro de extinción y trato ético a animales no-humanos.

Todavía no tienen consagración legal en la mayoría de los países del mundo, pero comienzan a imponerse en diversos tratados internacionales.

Hay quienes visualizan una quinta generación de derechos humanos que será extensible a máquinas, artefactos, robots y software inteligente. Ejemplo será el día en que un robot pueda tener una conducta autárquica con respecto a su programador y realice un acto ilegal. ¿Habrá que castigarle?, ¿otorgarle derechos de protección legal justa?

alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/aamage014%20(6).jpgLa sexta generación de derechos humanos sería aplicable a seres humanos, o no exactamente, porque será para proteger a seres trans humanos y, en un estadio ulterior, post-humanos, o por utilizar una expresión mucho mas viable, personas con identidad genética-cognitiva-informacional alterada por la modificación geno-nano-robo-tecno.

5. Violación de los derechos humanos

Si bien la Declaración de Derechos Humanos significó un avance muy importante, ya que se universalizó la concepción de la dignidad del hombre, no terminó con las violaciones de los derechos.

Las violaciones por acción se producen cuando se ataca la dignidad humana, por ejemplo, detenciones arbitrarias, ejecución sin juicio, secuestro, maltrato físico y moral.

Las violaciones por omisión se dan cuando los poderes de gobierno se muestran indiferentes ante situaciones críticas, como la miseria, la ignorancia.

Las violaciones por exclusión se desarrollan cuando hay marginación de los derechos, en los discapacitados, las mujeres, los niños, los pobres, los portadores de sida.

El grado de responsabilidad respecto a las violaciones de los derechos, alcanza a los que están implicados de alguna u otra manera en forma explícita, pero también a aquellos que no intentan ningún tipo de solución a las diferentes situaciones de la vida cotidiana.

 6. Deberes versus Derechos

alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/image013.jpgLos deberes  están explícitos en el Art. 29 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, aunque para un mayor detalle se los agrupa de acuerdo al objetivo que persiguen.

Deberes ante la sociedad. Toda persona tiene el deber de convivir con las demás de manera que todas y cada una puedan formar y desenvolver integralmente su personalidad (Art.29).

Deberes para con los hijos y padres Toda persona tiene el deber de asistir, alimentar, educar y amparar a sus hijos menores de edad, y los hijos tienen el deber de honrar siempre a sus padres y el de asistirlos, alimentarlos y ampararlos cuando éstos lo necesiten.

Deberes de instrucción Toda persona tiene el deber de adquirir a lo menos la instrucción primaria.

Deberes de sufragio Toda persona tiene el deber de votar en las elecciones populares del país de que sea nacional, cuando esté legalmente capacitada para ello.

Deber de obediencia a la Ley Toda persona tiene el deber de obedecer a la Ley y demás mandamientos legítimos de las autoridades de su país y de aquél en que se encuentre.

Deber de servir a la comunidad y a la nación Toda persona hábil tiene el deber de prestar los servicios civiles y militares que la Patria requiera para su defensa y conservación, y en caso de calamidad pública, los servicios de que sea capaz.

Deberes de asistencia y seguridad sociales Toda persona tiene el deber de cooperar con el Estado y con la comunidad en la asistencia y seguridad sociales de acuerdo con sus posibilidades y con las circunstancias.

Deber de pagar impuestos Toda persona tiene el deber de pagar los impuestos establecidos por la Ley para el sostenimiento de los servicios públicos.

Deber de trabajo Toda persona tiene el deber de trabajar, dentro de su capacidad y posibilidades, a fin de obtener los recursos para su subsistencia o en beneficio de la comunidad.

Deber de abstenerse de actividades políticas en país extranjero Toda persona tiene el deber de no intervenir en las actividades políticas que, de conformidad con la Ley, sean privativas de los ciudadanos del Estado en que sea extranjero.

alt src=http://www.buenpastor.org.bo/justiciaypaz/images/stories/aamage014.jpg

¿Qué derecho defendió Jesús al decir a la adúltera “vete y no vuelvas a pecar”?

¿Qué derecho se protege con el mandamiento “No matar”?

¿Qué derecho se cumple cuando Jesús visita a Saqueo?

¿Si usted no paga las imposiciones laborales de sus empleados, qué derecho les vulnera?

¿Con el trabajo infantil, qué derecho humano se atropella?

¿Se puede rechazar el derecho a la libertad?

¿Qué haría usted para que se cumpla el derecho a la vida?

¿Existe algún tipo de esclavitud humana que usted conozca?


volver

Дървени летви - колчета http://www.emsien3.com/letvi от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Calle 6 de Obrajes n° 160 - Teléfono: (591-2) 2750602 - La Paz, BOLIVIA • Mac Iver n° 702 - Casilla 51.918 Santiago 1 Fono: (56-2) 6325682 Fax: (56-2) 26385213 - Santiago, CHILE email: comunicacionbolchile@gmail.com / com.bocl@gssweb.org / sedebpastor@tie.cl