Armonio Rodolphe & Fils

San Felipe/Chile

DSCN2763

Continuamos en la senda de la música, compartiendo con la Provincia los tesoros instrumentales que custodia el Museo en San Felipe.

El trabajo de Documentación e Inventario desarrollado durante el 2020, nos brinda interesantes aportes sobre la colección. Lecturas detalladas de “El Buen Pastor en las Naciones del Sud América”, estudio histórico del Padre Juan Isern publicado en 1923 entre otros no tan relevantes; nos maravillan con la extensa trayectoria de la Congregación en los inicios fundacionales del continente. Al tiempo que colaboran a entender los contextos culturales particulares de nuestros países sudamericanos; nos ilustran sobre el estado de las artes en el mundo entero.

La Casa del Buen Pastor en San Felipe es el origen de las fundaciones posteriores en el continente y por lo mismo reviste características singulares. Su extensa temporalidad y presencia en el territorio la constituye como un nodo de sociabilidad, contribuyendo a forjar la identidad e historia en los valles centrales de Chile. Al tiempo que manifiesta un carisma particular en la unidad de la Iglesia, es por otro una expresión viva del paisaje cultural  local, así como su evolución en el tiempo.

El arte en general y la música en particular han ocupado un lugar distinguido en la liturgia sagrada así como en la evangelización.  El Museo custodia varios armonios pertenecientes a diferentes fábricas de origen europeo. En esta ocasión compartimos este bellísimo armonio Rodolphe & Fils, cuya marca se encuentra dentro de las casas más prestigiosas e importantes de Francia. Destacó por la gran cantidad de investigaciones e innovaciones técnicas que llevaron a perfeccionar el sonido instrumental de dichos armonios.

Aunque fue Alexandre Debain quién patentó el harmonium en Paris en 1840, veintidós años antes en Viena Anton Haeckl se inspiraría en el órgano deboca chino o sheng llevado a Rusia en 1770; para crear el antecesor inmediato del harmonium que llegó a nuestros días. El prototipo del armonio fue diseñado a su vez en Copenhague;  por Christian Gottlieb Kratzenstein, un profesor de fisiología. En 1885 la firma Debain fue adquirida por Rodolphe et Fils cambiando su sello desde ese momento a Rodlphe & Fils – Debain.

Datos anecdóticos que ilustran al tiempo que integran a diversas humanidades, diversas culturas;  en la creación de este instrumento ampliamente difundido en Europa durante el siglo XIX; y cuyo testimonio custodia el Museo en San Felipe.

Procuramos al momento aunar esfuerzos tanto a nivel nacional como internacional para restaurar estos instrumentos que se resisten por razones de la historia; a ser considerados piezas de museo. Soñamos con conciertos en la bella Iglesia de San Felipe, que los traigan a la vida nuevamente y que reaviven con nuevos bríos la bella humanidad que nos contiene.

“Casi podemos elaborar un discurso teológico sobre los bienes culturales, considerando que ocupan un lugar en la liturgia sagrada, en la evangelización y en el ejercicio de la caridad”.

Papa Francisco, noviembre del 2018.

 

Por. Fundación Buen Pastor San Felipe/Leda Chopitea Gilardoni


Imprimir