11 DE OCTUBRE, DÍA INTERNACIONAL DE LA NIÑA

3

Programas “Desarrollo Integral de Niño, niña y adolescentes”

El Día Internacional de la Niña es una oportunidad para destacar nuestro compromiso en favor de la defensa de sus derechos en condiciones de equidad e igualdad.

Desde la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, a través de la Fundación Levántate Mujer, mediante el programa “Desarrollo Integral de Niños, niñas y adolescentes” se trabaja de manera prioritaria por los derechos de las niñas para generar un impacto real en la vida de las menores que forman parte de nuestros servicios, respondiendo de forma plena a sus necesidades para asegurar el respeto a sus Derechos Humanos.

A partir de la Visión Institucional y la orientación Congregacional, se ha priorizado el trabajo y la creación de una nueva realidad para las niñas desde un trabajo conjunto con las familias y comunidades. Esta acción se ha basado en la formación de valores, habilidades sociales, empoderamiento a las niñas, promoción de su seguridad y protección, con el fin de garantizar el respeto a sus derechos humanos fundamentales.

La situación de pobreza extrema y los casos de violencia intrafamiliar que atendemos se traducen en desintegración de los hogares, orfandad, migración, incorporación de los niños a temprana edad al trabajo, maternidad precoz, discriminación y maltrato. A nivel educativo se tiene una desigualdad en el acceso a la educación para las niñas, ya que se prioriza el estudio solo para los niños, generando un desarrollo desigual. Nuestra tarea es lograr que las familias descubran la importancia de la educación de todos sus hijos e hijas sin discriminación alguna.

Parte de las actividades que realizamos diariamente son:

  • Apoyo pedagógico para garantizar la continuidad escolar
  • El acceso a alimentación saludable mediante el servicio de 3 comedores populares y talleres sobre nutrición para generar buenos hábitos alimenticios
  • El empoderamiento a niñas, niños y adolescentes brindándoles información sobre sus derechos fundamentales y sus deberes

Nuestro trabajo está enfocado en alcanzar la igualdad y acceso a oportunidades para permitir a las niñas desarrollar su potencialidad como individuos, como mujeres y como miembros de la sociedad en una vida digna, feliz y gozando plenamente de sus derechos.

Cuando se reconoce el valor de las niñas, cuando se satisfacen sus necesidades y cuando sus voces son amplificadas, ellas contribuyen a un cambio positivo no solo en sus familias, sino también en sus comunidades. Es importante reconocer que todas las niñas nacen con dignidad, poseen los derechos inherentes de todos los humanos y debiera garantizárseles los derechos exclusivos de la infancia para permitirles alcanzar su desarrollo integral.

¡Por una niñez libre de violencia y sin discriminación!

 

 “Al responder a las necesidades de la niña, es crucial desarrollar programas de apoyo que acojan y valoren a cada niña; priorizar las oportunidades educativas; desarrollar respuestas especializadas que la proteja de abusos de cualquier tipo.  El empoderamiento y la educación para las niñas son estrategias esenciales”.  (Posición Congregación NSC del Buen Pastor )


Imprimir