Cosechar lo que la misma tierra nos da

Puente Alto/Chile

66fe6599 e3a3 443b 95aa b59b8295892e

Hace más de un año, en la comunidad de formación hemos ido cambiando nuestros hábitos de consumo y el cuidado de la tierra.  Para ello, comenzamos tímidamente con el reciclaje lo cual, al inicio fue una tarea diaria sin embargo ya esta incorporado, luego pensamos en una compostera, esta la hicimos de materiales que encontramos en la misma casa y compramos unas lombrices, pero con el tiempo nos quedo chica la compostera y pedimos ayuda y construimos un cajón todo rustico de un metro cuadrado y comenzamos a dejar allí todos los restos orgánicos de la casa, cáscaras de frutas y verduras, servilletas de papel, el té remojado, cáscaras de huevo y todo lo que se pueda poner allí.

Bueno han pasado varios meses, las lombrices se han ido reproduciendo y el humus ya se podía percibir en el cajón. Dejamos pasar el tiempo por diversas cosas y en esta cuarentena nos decidimos a cosechar nuestro humus, el cual es rico en minerales y nutrientes que enriquecen el suelo, ayuda a las flores a crece, mejora el suelo, etc.

La reflexión que hemos es que la naturaleza es muy sabia, es capaz de transformar aquello que proviene de la tierra en un alimento para la tierra. En este tiempo de pandemia y cuarentena que importante es volver a lo importante, a aquello que nos puede transformar.

Nuestra vocación es ser transformados/as por el Espíritu Santo para dar vida a los demás, ser humus en la vida de aquellos/as que en este tiempo viven con desesperanza y desilusión; para los que viven con miedo e incertidumbre.

a lo esencial, a lo que nos da vida y nos anima a vivir en esperanza.

 

Por. Hna. Carolina Madariaga Marmolejo


Imprimir