Gratitud y Memoria N° 5

Imagen2

En la historia de nuestra Congregación en Chile, desde 1855, han sucedido grandes eventos tales como nuevas fundaciones, apertura de casas y de nuevos apostolados. Hermanas Misioneras que llegan a Chile y otras que parten a fundar más allá de nuestras fronteras. Situaciones críticas, terremotos y tantas otras que se vuelve difícil comentar todas.


Con el crecimiento de las vocaciones en los cinco continentes, la Iglesia en Roma, le aconseja a Madre María Eufrasia que la Congregación se organice en Provincias, el Decreto es del año 1855.


Hoy deseo partir por la Provincia del Sur, en Talca. La fundación de Talca fue la última que realizó Madre María Eufrasia, antes de su viaje al cielo, nominando ella misma y despidiendo a las hermanas que venían a fundar en el sur. Tres Hermanas llegaron de la Casa Madre en 1864, ellas eran: Hna. Filipina Bar como superiora, Apolonia Schmiths y Aurelia Boda a quien mencionamos en el N° 1 de Gratitud y Memoria.

Sumamente difíciles fueron los inicios en Talca, casa en mal estado, falta de recursos, clima húmedo y frío, pésima alimentación. La Hna. Apolonia sucumbió y en dos meses falleció; y quien era la superiora, no alcanzó a vivir tres años. A pesar de todos los cuidados que se les brindaron en otras casas del Buen Pastor e incluso en otras Congregaciones, no pudieron salvar su vida.

Clamaron ayuda a la Casa Madre. En ese año 1867, se encontraba la Madre María Josefa Fernández Concha en Angers y con ellas envió la Madre María Eufrasia a otras tres hermanas a Talca. Las hermanas continuaban, con la colaboración de bienhechores mejorando la situación de la casa. Su consagración a Jesús, Buen Pastor y su ardiente celo apostólico, les permitieron hacer frente a las dificultades que se les presentaban.


Existían en el sur de Chile siete casas del Buen Pastor: Curicó, Linares, Constitución, Talca, Chillán, Concepción y los Ángeles. Pertenecían a la Provincia de Santiago. Es de imaginar las distancias y dificultades para comunicarse con la Superiora Provincial. Fue así como la Superiora General, Hermana San Pedro Coudenhove crea la Provincia de Talca, separándose de Santiago. La primera Superiora Provincial fue la Hermana Apolonia Haushalter. La nueva Provincia nace el 3 de diciembre 1923 y comprende las casas antes mencionadas.

La situación de la Provincia marchaba bien, por supuesto no faltaban problemas. Lo más fuerte se produjo con el llamado “Terremoto de Talca” en 1928. Quedó en tan mal estado la casa que se vieron en la obligación de trasladar a las hermanas y al noviciado a la casa de Concepción.
La casa de Talca quedaba como una casa local y procurando los mayores esfuerzos y ayuda para volverla a poner de pie.s.

Hna. Eliana Letelier.
Archivera Archivos del Buen Pastor.
Santiago, 12 agosto 2020


Imprimir